Síndrome piramidal. Tratamiento y ejercicios para su recuperación

El síndrome piramidal o piriforme, se produce por una compresión del Nervio ciático a su paso por dicho músculo. Éste atrapamiento tiene lugar por un excesivo tono del músculo que, de este modo, provoca una neuropatía con un recorrido de dolor y/o parestesias que se extiende por toda la cara posterior de la pierna. En función de la anatomía de la persona y la zona más afectada de nervio, los síntomas y la localización del dolor pueden variar.

En Clinicas H3 ofrecemos un tratamiento completo. Para ello trabajamos la fisioterapia, osteopatía, y la fisioterapia clínica junto a la aparatología. Además lo conjugamos con ejercicios especializados. Todo el conjunto aporta una solución global de gran éxito para la patología.

¿Cómo se produce el síndrome piramidal?

Este síndrome se produce por un estado de activación permanente del músculo piramidal, que al tener una estrecha relación anatómica con el nervio ciático hace que su funcionamiento no sea el adecuado.

Ese exceso de tensión muscular puede generarse en actividades cotidianas como caminar, subir y bajar escaleras o estar sentado mucho tiempo en la misma posición. Asimismo, malos apoyos, posturas inadecuadas y un mal reparto de la carga corporal durante cualquier actividad también puede ser un detonante para sobrecargar este músculo.

Síntomas del síndrome piramidal

El síndrome piramidal se caracteriza por provocar un dolor sordo y difuso en la zona glútea que se va expandiendo hacia la cara posterior del muslo y la pantorrilla. En ocasiones puede llegar hasta la cara externa del pie. El dolor puede ir acompañado de entumecimiento u hormigueo en el mismo recorrido descrito.

Consecuencia de ello, es frecuente una disminución del rango de movilidad para levantar la pierna o elevar la rodilla en movimientos. Esta rigidez generalizada también puede afectar a la zona lumbar y, por tanto, a la movilidad de la parte baja del tronco.

El síndrome piramidal en los corredores

El síndrome piramidal es una lesión que afecta especialmente a los corredores, sobre todo aquellos que practican carreras de larga distancia. En estos deportistas, el conjunto de la musculatura glútea, el piramidal y los obturadores tienen un gran desarrollo dado que tienen una función estabilizadora y de propulsión muy importante. Si a esto le añadimos una tendencia a la rotación interna durante el apoyo y un cúmulo de fatiga a lo largo de la actividad, es muy probable que, sin unos cuidados posteriores de estiramiento y movilidad, se empiece a estrechar el espacio de deslizamiento donde discurre el nervio ciático.

En este caso son varios los factores biomecánicaicos que pueden predisponer a esta lesión; falta de elasticidad en la cadena posterior (glúteos, isquiotibiales, gemelos), cadencia inadecuada y un exceso de pronación son algunos de ellos.

Asimismo, factores externos como terrenos muy duros o excesivamente irregulares y el uso de un calzado inapropiado o muy desgastado puede influir en la sobrecarga muscular.

Síndrome piramidal. Síntomas y causas. Diagnóstico en Clínicas H3
Síndrome piramidal. Síntomas y causas. Diagnóstico diferencial en Clínicas H3

Diagnóstico del síndrome piramidal

En estos casos, lo primero es descartar cualquier patología lumbar que pueda tener que ver con una obstrucción de la raíz nerviosa a nivel vertebral; hernias y protusiones fiscales, principalmente, pueden provocar presión sobre el nervio. Asimismo, también conviene descartar cuadros de trocanteritis o sacroileitis si hubiese sospechas.

En cuanto al propio diagnóstico del síndrome piramidal, la exploración física es básica. Una palpación profunda sobre el músculo piramidal puede reproducir los síntomas y, ademas, nos indica en que zona o zonas se produce el conflicto de espacio con el nervio ciático.

 Otra de las maniobras para diagnosticar el síndrome piramidal es la prueba de Pace, que consiste en realizar una abducción y rotación externa de cadera contra resistencia. El paciente se coloca decúbito lateral con ligera flexión de cadera y aducción. En caso de manifestar dolor es positivo.

 

Otros datos para el diagnóstico del síndrome piramidal

El test de Freiberg también nos da pistas sobre la tensión muscular de los rotadores externos y, por tanto, una posible retracción muscular del piramidal. Consiste en llevar a cabo una rotación interna de cadera forzada. Si reproduce el dolor, es positivo.

En otro orden, la utilización de pruebas de imagen aporta mucha información. Por un lado, una ecografía dinámica nos permite visualizar en directo el comportamiento del nervio con respecto al músculo piramidal, así como su deslizamiento. Por otro lado, tenemos la tomografía axial computarizada (TAC) y la resonancia magnética, que en algunos casos nos informará de la presencia de signos inflamatorios al rededor del ciático. Suele emplearse en casos más graves o sintomatología crónica.

Síndrome piramidal izquierdo o derecho. Síntomas y solución
Síndrome piramidal izquierdo o derecho. Síntomas y soluciónes con fisioterapia clínica avanzada.

¿Cómo se cura el síndrome piramidal?

El tratamiento del síndrome piramidal se reduce a liberar la compresión del nervio ciático provocada por la sobrecarga muscular y, de este modo, mejorar su funcionalidad. Para ello existen varios tratamientos, desde el punto de vista de la fisioterapia principalmente, pero también desde el punto de vista médico.

Tratamiento del síndrome piramidal con fisioterapia

El tratamiento de fisioterapia para el síndrome piramidal tiene un amplio abanico de posibilidades.

El masaje es una técnica muy común y efectiva para el estiramiento y la elongación de la musculatura glútea y piramidal. Si se puede realizar en una posición decúbito lateral con un estiramiento pasivo en aducción de cadera, mejor.

Se puede incidir en zonas de punto gatillo empleando una presión fija y más intensa mediante la técnica de Jones, siempre y cuando no reproduzcamos sintomatología ciática, que nos indicará que estamos oprimiendo el nervio.

Para el tratamiento de los puntos gatillos que se localicen en toda la musculatura relacionada con el nervio ciático también es bastante efectivo el tratamiento con punción seca. Es recomendable la ejecución de esta técnica de manera ecoguiada, dado que ganamos precisión y evitamos dañar estructuras adyacentes; vasos y nervios.

El uso de maquinaria de radiofrecuencia, concretamente la diatermia, es un tratamiento complementario idóneo para este tipo de lesiones. Aumenta el metabolismo celular y la temperatura de los tejidos facilitando una mejor manipulación de los tejidos y así, mejorar su elasticidad.

Por otro lado, las técnicas osteopáticas pueden ser muy útiles para mejorar disfunciones articulares en sacro, cadera y pelvis. De esta manera conseguimos liberar tensión y ganar rango de movimiento.

Síndrome piramidal. Ejercicios

Para la prevención y el tratamiento del síndrome piramidal se pueden realizar una serie de ejercicios, así como estiramientos, que nos ayudarán a mejorar la biomecánica de todo el tren inferior; más concretamente de la cadena posterior y la región glútea, donde se encuentra el piramidal.

En cuanto a ejercicios, se recomienda fortalecer la musculatura del tronco, tanto abdomen como musculatura de la espalda dorsal y lumbar. Esto nos ayudará a darle más estabilidad al miembro inferior y, de esta manera, liberarlo de un exceso de carga en los apoyos.

Respecto a los estiramientos, la mayoría de ellos se van a localizar en liberar la musculatura que se relaciona con el nervio ciático. Esto comprende musculatura glútea, piramidal, obturadores, isquiotibiales y cuadrado lumbar. A continuación se muestran algunos ejemplos para estirarlos.

Próximamente, sacaremos un artículo sobre ejercicios específicos para síndrome piramidal, explicados con detalle, y guiados por un fisioterapeuta, para que puedas realizar en casa.

Ejercicios para síndrome piramidal izquierdo o derecho. Soluciones con fisioterapia
Ejercicios para síndrome piramidal izquierdo o derecho. Soluciones con fisioterapia clínica avanzada y ejercicios de apoyo guiados por especialistas.

El tratamiento para el síndrome piramidal en Clínicas H3

En clínicas H3 ofrecemos un tratamiento completo e integral apoyándonos en diferentes técnicas. Aplicamos tratamientos manuales, estiramientos, osteopatía y técnicas invasivas ecoguiadas como la punción seca o la neuromodulación percutánea. Además también disponemos de entrenamientos personalizados y sesiones individuales de pilates máquinas con reformer, de esta manera complementamos el trabajo en sala y favorecemos una recuperación temprana.

Si tienes un problema y quieres un diagnóstico preciso, pide cita para una valoración ecográfica GRATUITA. Llama ahora al teléfono 916015830 o al teléfono 911480846 y obtendrás un diagnóstico preciso de tu lesión, valorada por un fisioterapeuta especialista en la materia.

Victor Bodega

Fisioterapeuta
Lesiones/rehabilitación
Pedir cita con Victor

Pide cita ahora o llama al  teléfono  916015830
¿Problemas para pedir cita/dudas? Nosotros te llamamos...
Introduce aquí tu teléfono de 9 dígitos

Carlos Puche

Fisioterapeuta
Lesiones/rehabilitación
Pedir cita con Carlos

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies