Codo de golfista o epitrocleitis. Tratamiento con fisioterapia y ejercicios de rehabilitación

La epitrocleitis o codo de golfista es la irritación del hueso y de los tendones que se insertan en el epicóndilo medial del codo. El tratamiento de la epitrocleitis es variado y diverso según el paciente. Normalmente es de origen mecánico, debido al uso excesivo de los músculos que flexionan los dedos y la muñeca. Cursa con dolor en la cara interna del codo, sobre la epitróclea.

La epitrocleitis o codo de golfista suele presentarse de manera unilateral.  Se asocia con el trabajo de repetición o sobreesfuerzos repetidos. También puede aparecer debido a un traumatismo directo.

Según estudios generales, el codo de golfista es más predominante en mujeres que en hombres. Hay mayor incidencia en edades comprendidas entre los 45 y los 54 años de edad.

La epitrocleitis o codo de golfista es la quinta patología de origen musculoesquelético más frecuente entre la población española.

En Clínicas H3 contamos con todo un equipo especializado en el tratamiento de la epitrocleitis. A través de diferentes abordajes, y con el objetivo de disminuir la sintomatología, utilizamos una gran diversidad de técnicas y ejercicios para el tratamiento de la epitrocleitis que consiguen que el paciente pueda recuperarse lo antes posible.

¿Qué es la epitrocleitis y cómo se produce?

Podemos hablar de epitrocleitis o codo de golfista para referirnos al dolor interno del brazo originado por el uso excesivo de los músculos flexores del brazo y muñeca.

En fases agudas se produce un proceso inflamatorio a nivel de los tendones que se insertan en la epitróclea. Incluso pueden producirse pequeños desgarros que cursan con mucho dolor.

La epitrocleitis se encuentra dentro de las enfermedades de inserción o entesitis. Los tendones de los músculos que más comúnmente se suelen ver afectados son el pronador redondo, palmar mayor, flexor común superficial de los dedos y cubital anterior.

Los trabajos repetitivos que implican movimientos de pronación o flexión de muñeca, codo o dedos, al igual que cualquier traumatismo agudo, pueden ser causantes de la aparición del codo de golfista.

La epitrocleitis se da con frecuencia en deportes de lanzamiento, como pueden ser el béisbol, golf, el tenis, la pesca.  Por tanto puede aparecer debido al sobre entrenamiento o a un mal gesto deportivo.

 

Tratamiento con fisioterapia clínica y diagnóstico de la epitrocleitis
Tratamiento con fisioterapia clínica y diagnóstico de la epitrocleitis

También es frecuente en diferentes profesiones como guitarristas, carniceros, fontaneros, electricistas, cocineros, etc…que realizan actividades manuales repetitivas.

En el tratamiento de la epitrocleitis, los fisioterapeutas y/o osteópatas de Clínicas H3 realizamos primeramente una historia clínica completa.

Así mismo, llevamos a cabo una exploración en la que se incluyen diferentes test diagnósticos para conocer el origen de la epitrocleitis.

Analizamos los factores de riesgo a los que puede estar expuesto el paciente.  Entre otros la edad, el sexo, los desajustes hormonales, nutricionales y el desequilibrio muscular entre flexores y extensores de muñeca.

Epitrocleitis. Síntomas

Los síntomas de la epitrocleitis suelen aparecer de forma paulatina. Suelen cursar con dolor leve a nivel de la epitróclea y en determinados movimientos, que cesa en reposo en las primeras fases.  Son más persistentes a medida que evoluciona y se cronifica.

Con el codo de golfista, el dolor se inicia en la parte anterior de la epitróclea y puede irradiarse también a hombro y mano. El paciente, a veces, describe debilidad en antebrazo y mano.

Aunque el rango de movimiento del codo suele ser normal, el dolor aumenta cuando el paciente realiza una flexión y una pronación del antebrazo que empeora contra resistencia.

A medida que la lesión evoluciona, los síntomas de la epitrocleitis también. El codo duele también en reposo, la fuerza disminuye e incluso el paciente puede llegar a referir parestesias y afectación del nervio cubital.

Epicondilitis y Epitrocleitis

Las patologías de codo, como epicondilitis y epitrocleitis pueden cursar con diferente sintomatología. En común tienen, que ambas refieren dolor a nivel de los cóndilos humerales. Es importante diferenciar entre la epincondilitis y epitrocleitis.

La epicondilitis o codo de tenista, es la aparición de dolor lateral de codo por la irritación a nivel tendinoso de los músculos extensores del brazo que se insertan en el cóndilo externo o epicóndilo.

En cambio, cuando el dolor aparece a nivel del cóndilo interno/epitróclea se le denomina epitrocleitis o codo de golfista.

Predomina más la lesión de epicóndilo lateral o epicondilitis que la de cóndilo medial o epitrocleitis, afectando la lateral a un 72, 6 % y la medial a un 17,6% de la población española.

Cobra mucha importancia el equilibrio entre la musculatura flexora y extensora del brazo para prevenir la instauración de este tipo de lesiones.

Epitrocleitis crónica

En las primeras fases de la epitrocleitis o codo de golfista, se produce un proceso inflamatorio a nivel del tendón que, a medida que se va instaurando, se puede llegar a cronificar, dando lugar a una epitrocleitis crónica.

Esta epitrocleitis crónica se mantiene más tiempo, con degeneración fibrilar y microdesgarros a nivel de los tendones de los músculos pronador redondo y flexor radial del carpo, sin inflamación.

En Clínicas H3 utilizamos técnicas de vanguardia como la EPI o la EPTE, destinadas a tratar las patologías en fases cronificadas. De forma ecoguiada, destruyen el tejido afectado y provocan una inflamación que contribuye posteriormente a la reparación de la zona lesionada.

Tratamiento de la Epitrocleitis con fisioterapia

Para poder realizar un buen tratamiento de la epitrocleitis es necesario descubrir su origen y realizar un buen diagnóstico diferencial.

Para ello, nuestros fisioterapeutas y osteópatas realizan una historia clínica completa del paciente. Todo comienza por la exploración física. Posteriormente  un junto con diferentes test ortopédicos harán que se pueda llevar a cabo un buen diagnóstico y tratamiento.

Existen varias opciones de tratamiento para la epitrocleitis. Debido a que esta patología se da con frecuencia en trabajos de repetición, lo más importante es llevar a cabo un trabajo preventivo. Además de realizar adaptaciones ergonómicas y gestuales que eviten que la lesión aparezca, o empeoren los síntomas.

 

Primeras fases del tratamiento

Durante las primeras fases, el tratamiento se centrará en disminuir el dolor y la inflamación a nivel de los músculos con medidas analgésicas.

Para ello nuestros fisioterapeutas utilizan técnicas de manipulación que dan movilidad a los tejidos. Pueden utilizar también osteopatía, masoterapia descontracturante. Otras técnicas que se utilizan son ondas de choque y diatermia que disminuyen la sintomatología y aceleran la recuperación.

Igualmente el vendaje neuromuscular, estiramientos, técnicas neurodinámicas, tratamiento de puntos gatillo de manera conservadora e invasiva y otras muchas técnicas harán que el paciente supere esta primera fase con éxito.

Tratamiento con fisioterapia clínica y diagnóstico de la epitrocleitis
Tratamiento con fisioterapia clínica y diagnóstico de la epitrocleitis

Una vez que van desapareciendo los síntomas, el tratamiento para la epitrocleitis se centra en rehabilitar el tendón patológico. Posteriormente, recuperar el rango de movilidad articular y la fuerza tanto de la musculatura afectada como de toda la que esté relacionada con las actividades que realiza el paciente habitualmente.

En esta fase cobra mucha importancia la realización de ejercicios para la epitrocleitis de manera progresiva.

Estos ejercicios para la epitrocleitis comienzan primero por el trabajo isométrico, después con el concéntrico, dando especial importancia al ejercicio excéntrico, que contribuye a aumentar la fuerza y elasticidad de la unidad miotendinosa y estimular la producción de colágeno que promueve la cicatrización.

Fase activa regeneradora

En las últimas fases, el tratamiento para la epitrocleitis irá dirigido a la reeducación del gesto y readaptación a las diferentes actividades de la vida diaria.

Se buscará modificar la técnica en deportistas y trabajadores para minimizar los factores de riesgo y evitar recaídas. Es aquí donde cobran mucha importancia los ejercicios de propiocepción.

En procesos con epitrocleitis crónica, en Clínicas H3 también contamos con profesionales especializados en técnicas como:

  • EPI (Electrolisis Percutánea Intratisular)
  • EPTE (Electrolisis Percutánea Terapéutica)

Estás técnicas, mediante la aplicación de una corriente galvánica con aguja de manera ecoguiada, acceden al tejido dañado destruyéndolo y creando una respuesta inflamatoria así como la proliferación de colágeno que contribuye a una posterior reparación del tendón lesionado.

Estos ejercicios para la epitrocleitis comienzan primero por el trabajo isométrico, después con el concéntrico, dando especial importancia al ejercicio excéntrico, que contribuye a aumentar la fuerza y elasticidad de la unidad miotendinosa y estimular la producción de colágeno que promueve la cicatrización.

Ejercicios para la Epitrocleitis

Los fisioterapeutas de Clínicas H3 dan especial importancia a la realización de ejercicios para la epitrocleitis. Para ello se realizan ejercicios de fortalecimiento de la musculatura epitroclear , así como estiramientos mantenidos. Siempre  teniendo en cuenta el equilibrio muscular entre agonistas y antagonistas (epitrocleares y epicondíleos).

El fortalecimiento debe ser progresivo, realizando durante las primeras fases ejercicios para la epitrocleitis de tipo isométrico.  También el trabajo concéntrico en cadena cinética cerrada y en cadena cinética abierta.  Y sobre todo el trabajo excéntrico que ayuda a mejorar la fuerza disminuyendo los síntomas. Estimulando la formación de colágeno para una mejor cicatrización.

Una vez que el paciente pueda realizar varias repeticiones a una potencia alta, sin fatiga ni síntomas, se irá avanzando de fase.

El fortalecimiento excéntrico induce a la hipertrofia de la unidad miotendinosa y aumenta la elasticidad del tendón, disminuyendo así la tensión.

Además, las contracciones excéntricas estimulan la formación de colágeno y disminuyen la neovascularización culpable de las tendinopatías más dolorosas.

El trabajo excéntrico puede realizarse de manera manual, con gomas, mancuernas, pesos…

Los estiramientos posteriores de la musculatura epitroclear y epicondílea, deberán ser mantenidos unos 20-30 segundos y se realizan varias veces al día.

Otros remedios para el codo de golfista o Epitrocleitis

Cuando no es posible realizar un cese de la actividad en fases en las que existe dolor, existen diferentes métodos de protección como la codera para epitrocleitis. Éstos métodos disminuyen las tensiones y mejoran la vascularización acelerando la recuperación.

En casos en los que el tratamiento con fisioterapia no logra el efecto deseado y no mejora los síntomas del paciente, existen otro tipo de técnicas. Se puede utilizar técnicas como la infiltración para epitrocleitis.

En la infiltración para epitrocleitis se pueden inyectar corticoides hasta un máximo de tres veces, mediante una aguja en la parte antero-interna de la epitróclea.

También se utiliza la inyección de factores de crecimiento mediante la aplicación de sangre autóloga o de plasma rico en plaquetas (PRP).

Como último recurso, en los casos en que la lesión no cesa y se cronifica, la solución sería quirúrgica.

El tratamiento para la epitrocleitis en Clínicas H3

En Clínicas H3 contamos con una gran equipo de profesionales especializados en el tratamiento de la epitrocleitis o codo de golfista que, mediante la utilización de una gran diversidad de técnicas enfocadas a la disminución de los síntomas, y a la rehabilitación del tendón afectado, hacen que el paciente se recupere con éxito.

Nuestras clínicas cuentan con equipos de última generación que ayudan tanto al profesional como al paciente a que la recuperación se lleve a cabo lo antes posible.

La fisioterapia aplicada al tratamiento para la epitrocleitis con aparatología como las Ondas de Choque, la Diatermia, la EPI o la EPTE, han demostrado científicamente ser muy eficaces en el tratamiento de las tendinopatías.

Años de experiencia y nuestra trayectoria profesional en el tratamiento para la epitrocleitis nos avala.

Si tienes cualquier duda, puedes venir a realizarte una valoración GRATUITA, en la que obtendrás un diagnóstico preciso y certero sobre tu lesión. Ponte ya en contacto con nosotros y te informaremos sin compromiso 911480846 o en el 916015830. Pide tu cita para una valoración gratuita y no esperes más. 

Eva Nercellas

Fisioterapeuta y osteópata
Clínicas H3
Pedir cita
Pide cita

Aprovecha nuestros bonos y promociones. 


¿Problemas para pedir cita/dudas? Nosotros te llamamos...
Introduce aquí tu teléfono de 9 dígitos
Calzado para la fascitis plantar Hoka

Calzado para la fascitis plantar Hoka

El calzado para la fascitis plantar es un aspecto de especial relevancia para las personas que sufren esta lesión, que…

Mas artículos

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies