rotura de menisco operación y postoperatorio. Clínicas H3

Rotura de menisco operación y tratamiento en Clínicas H3

Tipos de rotura de menisco

Lesión de meniscos, tratamiento fisioterapéutico clínicas H3
Lesión de meniscos, tratamiento fisioterapéutico | Clínicas H3

Podemos clasificar las lesiones meniscales según morfología, localización, extensión y origen. En general esta podría ser una clasificación de tipos de rotura de menisco, que más se ven en consulta:

  • Rotura del menisco interno o externo
  • Rotura del cuerno posterior del menisco interno
  • Rotura cuerno anterior menisco externo
  • Rotura del cuerno anterior del menisco lateral
  • Rotura anterior del menisco
  • Rotura horizontal del cuerno posterior del menisco interno
  • Rotura oblicua del cuerno posterior del menisco interno
  • Rotura compleja del menisco interno
  • Rotura radial del menisco interno
  • Rotura en asa de cubo del menisco
  • Rotura longitudinal del cuerno posterior del menisco interno

Rotura vertical o longitudinal 

Estas roturas están en línea con las fibras circunferenciales del menisco. Se encuentran paralelas al margen externo de mismo. Pueden encontrarse cuando hay una lesión asociada de tipo ligamento cruzado anterior.

Rotura en asa de cubo del menisco

Se producen como consecuencia de un desgarro longitudinal. Una porción del menisco, se separa de la tibia y la parte central se encuentra dislocada. Pueden estar asociadas a desgarros agudos de ligamento cruzado anterior. Además, son típicas de personas jóvenes.

Rotura horizontal o en “boca de pez”

Son más comunes en personas mayores. Suelen extenderse desde el margen libre interno hasta la sustancia intrameniscal. Dividen el menisco en dos partes, superior e inferior, y pueden incluir en algunos casos una lesión pedicular. Puede existir también cierta asociación con los quistes meniscales.

Roturas radiales

La mayoría de las veces ocurren en la unión de los tercios posterior y medio. Se suelen extender desde el margen libre interno hacia la zona de la periferia, y muchas veces también están asociadas con lesiones en el ligamento cruzado anterior. Se suelen encontrar en pacientes jóvenes muy activos, y su pronóstico de curación suele ser difícil, aunque depende del caso.

Roturas oblicuas

Desgarros verticales oblicuos de la hendidura que ocurren generalmente en la unión de las porciones posteriores y medias del menisco. En el caso de prolongarse pueden dar lugar a las conocidas como en “pico de loro”. Habitualmente se producen en el ME.

Suelen ser desgarros verticales oblicuos de la hendidura. Suelen ocurrir en la unión de las porciones posteriores y medias del menisco. Suelen llamarse "pico de loro" si tienen una forma prolongada.

Pediculares

Las lesiones pediculares son fragmentos de un menisco que está roto. Estos fragmentos pueden migrar a cualquier posición dentro de la articulación, y suelen provocar dolor y bloqueo de la rodilla, por lo cual, su tratamiento finalmente suele ser quirúrgico.

Prevalencia de los tipos de rotura de menisco

Las lesiones del menisco más frecuentes en el paciente, a partir de los 40 años, son las roturas que denominamos degenerativas o complejas. Se deben principalmente al sobreúso, por decirlo de alguna manera “son las canas de los meniscos”. En esta edad también es frecuente las lesiones de tipo horizontal. Sabemos que el 35% de las personas a los 50 años presentaran hallazgos compatibles con alguna lesión meniscal en la resonancia magnética.

Por otro lado, tenemos en pacientes más jóvenes las lesiones longitudinales, ya sean verticales o radiales, así como las lesiones en pico de loro y en asa de cubo llamadas, rotura en asa de cubo del menisco interno. Todas ellas son características de pacientes jóvenes, muchas veces consecuencias de lesiones deportivas y que se acompañan de lesiones de ligamento cruzado, ligamento lateral y lesiones en el cartílago articular.

Además, los meniscos pueden separarse de la cápsula articular donde se insertan, e incluso desprenderse junto con un fragmento óseo de su posición anatómica, lo que obliga generalmente a realizar reparaciones.

Las lesiones degenerativas del menisco, suelen producirse a partir de los 47-50 años de edad, ya que en estos casos el menisco ya no tiene la misma elasticidad. Suelen cursar con un periodo de inflamación y dolor agudo, y luego suelen estabilizarse. A diferencia de las lesiones traumáticas, las lesiones degenerativas del menisco, suelen conllevar inicio del desgaste de la articulación de la rodilla o artrósico. Este tipo de lesiones suelen manejarse con infiltraciones de ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas y protocolos de rehabilitación en fisioterapia, con muy buenos resultados.

Por último, comentar que hay roturas que se acompañan de quistes meniscales. Generalmente, se dan en el menisco externo y suelen provocar dolor en la cara externa de la rodilla.

Síntomas de rotura de menisco

Síntomas que provoca la rotura de meniscos. Clínicas H3
Síntomas que provoca la rotura de meniscos. Clínicas H3

Lo primero que hay que tener claro al hablar de los meniscos es saber para qué sirven. Los meniscos funcionan como dos almohadas que limitan el impacto directo del fémur sobre la tibia y ayudan a la estabilización de la articulación. Por lo tanto, una lesión de los mismos afectará fundamentalmente a la transmisión de cargas, pudiendo provocar, a largo plazo, lesión del cartílago articular y con el tiempo artrosis de rodilla.

La lesión en los meniscos suele tener como síntoma principal el dolor, que empeora al realizar carga sobre la rodilla. Es típico que empeore al correr, saltar, subir o bajar escaleras, o ponerse en posición de cuclillas. Ocasionalmente, podemos encontrar derrame (líquido) articular y tener sensación de chasquidos y bloqueos en la rodilla, incluso en determinadas roturas llegar a un bloqueo completo de la articulación.

Hay dos mecanismos principales en los que se rompe un menisco:

  • El primero es típico de los pacientes jóvenes, tras giros bruscos de la rodilla o traumatismos sobre la misma, generalmente relacionado con actividades deportivas
  • El segundo suele verse en paciente algo más mayor, generalmente a partir de los 40 años, sobre todo si trabajan agachados o que desarrollan mucha actividad física.
Importante
¿Tienes dolor al caminar o subir escaleras? Puede ser una rotura de menisco.¡Llama ahora y verás cómo podemos ayudarte!

¿Cómo se diagnostica una rotura de menisco?

Rotura de menisco radiografía y resonancia pruebas complementarias
Rotura de menisco, radiografía y resonancia, pruebas complementarias | Clínicas H3

La prueba ideal para confirmar la lesión de un menisco es la resonancia magnética, que tiene una sensibilidad superior al 90% para detectar estas lesiones.

Esta prueba además nos permite definir el tipo de rotura y, por lo tanto, determinar el tratamiento a seguir, así como descartar lesiones asociadas en el cartílago, ligamentos, etc.

Hay pacientes en los que también es recomendable realizar un estudio radiográfico de la rodilla para descartar otras patologías como artrosis o fracturas.

Rotura de menisco tiempo de baja

El tiempo de baja es variable según el tipo de rotura, el tratamiento, y el trabajo que desempeñe el paciente. De forma general, en una meniscectomia parcial, que es la cirugía que se realiza con más frecuencia, la baja suele ser entre 15 días y un mes.

Sin embargo, es cierto que cuando se realiza una sutura meniscal, la baja puede llevar entre 3 y 6 meses en función del trabajo que se realice.

Importante
Si te duele la rodilla , pide cita, el Dr. Antonio Benjumea jefe del area de traumatología en Clínicas H3 puede ayudarte.

Rotura de menisco tratamiento sin operación

Rotura de menisco y tratamiento conservador sin operación en Clínicas H3
Rotura de menisco y tratamiento conservador sin operación. Dr. Benjumea, traumatólogo en Clínicas H3

El tratamiento conservador suele ser el habitual, sobre todo en roturas  degenerativas/complejas del menisco.

La base del tratamiento es el control del peso que soporta la rodilla, modificación de actividad física y fisioterapia. Todo ello va dirigido a disminuir el dolor, ayudar a ganar movilidad de la rodilla, y conseguir una recuperación funcional del paciente.

Además de esto, se pueden plantear infiltraciones para aliviar y el dolor en la rodilla. Las más empleadas son de antiinflamatorios (corticoides) y anestésicos, así como de ácido hialurónico, sustancia que ayuda a la lubricación de la rodilla. Hay pacientes en los que se pueden plantear otras terapias como PRP (plasma).

Importante
Nuestro jefe del area de traumatología el Dr. Antonio Benjumea puede ayudarte. Más de 10 años en distintos hospitales y cientos de pacientes nos avalan. ¡Llama ahora!

Operación de rotura de menisco, ¿Y si tengo que operarme?

tipos de operación de menisco. Dr Antonio Benjumea traumatólogo deportivo Madrid Clínicas H3
Tipos de operación de menisco. Dr Antonio Benjumea traumatólogo deportivo Madrid Clínicas H3

El tratamiento quirúrgico dependerá del tipo de rotura. Como norma general, en los pacientes jóvenes con roturas relativamente agudas, siempre que sea posible, intentaremos realizar una reparación meniscal.

El objetivo es mantener la integridad del menisco para que este pueda seguir ejerciendo su función y evitar la progresión del daño articular que acaba llevando a la artrosis, más del 80% de los pacientes sometidos a reparación meniscal obtienen buenos resultados.

En pacientes más mayores o en el caso de roturas que no se puedan reparar, el tratamiento suele ser la meniscectomia o “regularización” del menisco, esto quiere decir, eliminar el fragmento del menisco dañado, dejando el resto del menisco sano integro para que siga protegiendo la rodilla.

Rotura de menisco tiempo recuperación tras la operación

Generalmente, la cirugía de menisco se realiza de forma ambulatoria, es decir, el paciente no tiene que permanecer ingresado más que unas horas en el hospital y puede dormir en su casa.

Cuando el tratamiento es una meniscectomia, el paciente puede irse andando con ayuda de unas muletas, y a los pocos días puede hacer una vida prácticamente normal. Muchas veces los pacientes reciben alguna sesión de fisioterapia para acelerar la recuperación.

Sin embargo, cuando el tratamiento es una sutura meniscal, el tiempo de recuperación es más largo. Habitualmente hay que estar entre uno y dos meses con una carga limitada de la pierna operada, y con una ortesis que limite la movilidad de la rodilla, con el objetivo de ayudar a la cicatrización del menisco. Posteriormente, habrá que ir progresando en la movilidad total de la rodilla y volver a ganar masa muscular. Generalmente, el plazo para volver a hacer deporte con una intensidad moderada o alta suele ser a partir de los 4 o 5 meses en tras la cirugía, dependiendo del deporte que se vaya a practicar.

En la fase de rehabilitación, desde el área de fisioterapia, pueden ayudar al paciente con multitud de técnicas en fisioterapia que pueden ser de gran ayuda como:

Abrimos Sábados y Domingos con todos los servicios y a los mismos precios que el resto de la semana. ¡Sal de dudas y ven a obtener un diagnóstico preciso y GRATUITO ya! Llama ahora y te informamos de cómo podemos ayudarte.

Video operación de menisco, síntomas y tratamiento postquirúrgico

En este vídeo el Dr. Antonio Benjumea jefe del servicio de traumatología de Clínicas H3, te explica los principales síntomas de la rotura de menisco, El tiempo de baja en la rotura de menisco, cómo es la operación de rotura de menisco y muchas más preguntas. ¡No te lo pierdas!

 

IMPORTANTE
¿Tienes problemas al subir escaleras? El Dr. Antonio Benjumea traumatólogo especialista en rodilla, puede ayudarte. 10 años nos avalan. ¡Llama!
Abrir chat
1
Hola soy Clara, ¿En qué puedo ayudarte?
Hola, soy Clara del departamento de atención al cliente ¿en qué puedo ayudarte?