Tendinitis Aquíles o tendón de Aquiles - Clínicas H3

Entendemos la tendinitis aquílea como un dolor agudo en el tendón de Aquiles, a causa de una inflamación del mismo.

El tendón de Aquiles se encuentra en la zona posterior de nuestro tobillo y sirve de unión y tensor del pie con respecto la pierna.

El dolor por tendinitis aquilea es muy limitante ya que nos afecta a cada paso que damos, y puede llegar a impedir la práctica deportiva y restringir nuestras actividades en la vida diaria.

La tendinitis del tendón de Aquiles puede suceder incluso si no practicamos deporte ya que, al tratarse de una zona que distribuye las cargas entre nuestro cuerpo y nuestro pie, está normalmente en funcionamiento.

En Clínicas H3 estamos especializados en el tratamiento de la tendinitis aquilea. Contamos con un equipo humano experimentado y disponemos de las últimas tecnologías en técnicas de fisioterapia.

Todo nuestro conocimiento y nuestros medios aplicados a la recuperación de nuestros pacientes. Si sufres tendinitis del tendón de Aquiles no lo dudes, en nuestras clínicas de fisioterapia de Madrid podemos ayudarte.

Cómo se produce la tendinitis Aquilea?

La tendinitis aquilea se produce generalmente como resultado de una sobre estimulación del tendón sin la adecuada preparación previa.

Esto se puede dar, por ejemplo, tras un esfuerzo físico inesperado o para el que no habíamos entrenado lo suficiente.

La tendinitis aquilea puede ser también el resultado de un desgaste progresivo y una degeneración crónica del tejido, que conducen a una tendinopatía aquílea.

Las causas pueden ser, por ejemplo:

— años de práctica deportiva

— llevar un calzado poco apropiado

— pasar muchas horas de pie

En casos excepcionales, la tendinitis del tendón de Aquiles puede ser producida por la toma de fluoroquinolonas, unos antibióticos usados generalmente para el tratamiento de infecciones urinarias o neumonías.

Síntomas de la tendidnitis Aquílea

Dentro de los síntomas de la tendinitis aquílea nos encontramos principalmente con el dolor, que se puede producir al caminar o al tocar la zona.

Igualmente se puede dar también dificultades para caminar y hacer esfuerzos físicos.

La tendinitis aquílea es una lesión muy molesta ya que nos impide caminar con normalidad y puede producir cojera mientras la sufrimos.

Cuando hablamos de la tendinitis del tendón de Aquiles, podemos identificarla también por un engrosamiento muy representativo en su zona más cercana al talón.

Todos estos síntomas nos permiten confirmar que nos encontramos ante una tendinopatía aquílea.

 

Tendinitis en el tendón de Aquiles
Tendinitis en el tendón de Aquiles

Características de la tendinitis de Aquiles crónica

Hablamos de tendinitis de Aquiles crónica cuando el tiempo que llevamos padeciendo la lesión se alarga por encima de las 6 semanas o no responde a los tratamientos convencionales.

Podemos hablar de tendinitis aquílea crónica también cuando existe una repetición de la lesión en el tiempo, aunque haya periodos sin dolor o molestias.

La lesión es frecuentemente generada por un sobreesfuerzo no entrenado y una sobrecarga del propio tendón Aquiles y la musculatura que lo conforma, o bien un sobreentrenamiento o sobreuso reiterado del tendón.

La tendinitis del tendón de Aquiles se caracteriza por un dolor punzante o de quemazón que aparece al caminar o hacer ejercicio en la parte posterior del tobillo y que puede cursar con inflamación de la zona y con molestias a la palpación.

A veces, la tendinopatía aquílea puede ir ligada a dolores en la parte posterior de la pierna y sensación de fatiga en la musculatura de esa zona (gemelos y soleo).

El tratamiento de la tendinitis Aquílea

Dentro de los tratamientos más habituales para la tendinopatía aquilea se encuentran la fisioterapia y la farmacología.

Rara vez el tratamiento de la tendinitis aquilea incluye la intervención quirúrgica y su efectividad, cuando se utiliza, está ligada al uso de fisioterapia y ejercicio terapéutico posterior para recuperar la funcionalidad y el movimiento del tobillo.

Los ultrasonidos, los vendajes como el kinesiotape, la terapia manual y las microondas son técnicas que se llevan usando durante años para tratar la tendinitis del tendón de Aquiles, asociados normalmente a la toma de medicación analgésica y antiinflamatoria. Sin embargo, su eficacia en cuanto a la resolución del problema es baja y su garantía frente a posibles recidivas casi inexistente.

El tratamiento con fisioterapia de la tendinitis del tendón de Aquiles

Cada vez más, desde la fisioterapia, se está apostando por tratar la tendinitis del tendón de Aquiles mediante el ejercicio terapéutico, el reentrenamiento de la carga y el uso que puede soportar el tendón para evitar recaídas.

El tratamiento de la tendinitis aquilea tiene que estar enfocado no solo a aliviar el dolor puntual que se produce al utilizar la musculatura de gemelos y soleos, sino también devolviendo la plasticidad al tendón y recuperando la fuerza y el rango de movimiento para prevenir episodios recurrentes de tendinopatía aquilea.

 

Tendinopatía Aquílea. Tendón de Aquiles. Tratamiento con fisioterapia
Tendinopatía Aquílea. Tendón de Aquiles. Tratamiento con fisioterapia y aparatología.

Ejercicios par la tendinitis Aquílea

En la tendinitis del tendón de Aquiles es de vital importancia readaptar la capacidad del tendón para soportar cargas.

Para ello en Clínicas H3 trabajamos directamente con ejercicios concretos sujetos a un protocolo personalizado para obtener el mejor resultado y lo más rápido posible.

Los ejercicios para la tendinitis aquílea se basan principalmente en ejercicios excéntricos de los gemelos y sóleo, avanzando hacia ejercicios más explosivos para acercarnos cada vez más a la realidad de cada paciente.

En la tendinopatía aquílea adaptamos estos ejercicios teniendo en cuenta la fisiología de la lesión, respetando tiempos y dolor para evitar las recaídas, y asegurando de esta manera una recuperación temprana y de calidad.

La tendinitis Aquílea y su tratamiento en Clínicas H3

En Clínicas H3 combinamos los tratamientos conservadores, como el ejercicio terapéutico y la terapia manual, con las técnicas de fisioterapia avanzada como la EPI o la EPTE para el tratamiento de la tendinitis aquílea.

Realizando una valoración ecográfica conseguimos ubicar de forma precisa el foco de lesión en la tendinopatía aquílea, así como también monitorizamos su mejoría sesión a sesión.

En la tendinitis del tendón de Aquiles, técnicas como la EPI nos ayuda a agilizar el proceso de recuperación y a tratar lesiones ya cronificadas, dándoles una segunda oportunidad para rehabilitarse y poder volver a una vida sin dolor y a una práctica deportiva sin limitaciones.

En Clínicas H3 estamos a la vanguardia del tratamiento de la tendinitis aquílea. Ven a visitarnos a nuestras clínicas de fisioterapia de Madrid, y podrás comprobarlo. ¡Te esperamos!

Carlos Puche

Fisioterapeuta
Lesiones/rehabilitación
Pedir cita con Carlos

Pide cita ahora o llama al  teléfono  916015830
¿Problemas para pedir cita/dudas? Nosotros te llamamos...
Introduce aquí tu teléfono de 9 dígitos

Alejandro Fernandez

Fisioterapeuta
Lesiones/rehabilitación
Pedir cita con Alex

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies