Tratamiento con fisioterapia de la enfermedad de Osgood Schlatter

 

El tratamiento con fisioterapia de la enfermedad de Osgood Schlatter requiere un abordaje multidisciplinar. La enfermedad de Osgood-Schlatter es una lesión por sobreuso en la apófisis de la tuberosidad tibial. Es una enfermedad bien conocida y asociada con el deporte. Suele ser bastante común en la adolescencia, produciendose en los periodos de crecimiento.

Las consecuencias pueden ser el dolor asociado con la carga de larga duración y una disminución de la capacidad para practicar deporte, especialmente los deportes que impliquen saltos.

El tratamiento de la enfermedad de Osgood Schlatter se determinará en función de la gravedad de los síntomas. Hay que tener en cuenta que la sintomatología generalmente cesa con la madurez esquelética, aunque la afección puede reaparecer durante los 12-18 meses antes de finalizar el proceso de cierre de la apófisis tibial propio de la madurez esquelética. Aunque la mayoría de los pacientes continúan realizando deporte, la gravedad del dolor puede llevar a la modificación del tipo de deporte como el cambio a actividades sin impacto, por ejemplo la natación y el ciclismo.

El tratamiento de fisioterapia para la enfermedad de Osgood Schlatter aliviará tu sintomatología, disminuirá la inflamación y el dolor y te permitirá volver a tu práctica deportiva cuanto antes.

¿Es una enfermedad de gente joven?

Es más común entre las edades de 8 y 13 años en las niñas y entre 12 y 15 años en los niños y afecta al 21% de los adolescentes deportistas o atletas, mientras que se ve en el 4,5% de los jovenes de la misma edad que no realizan deporte de alto nivel. La enfermedad es bilateral en el 20-30% de los pacientes.

En clinicas H3 somos especialistas en el tratamiento con fisioterapia de la enfermedad de Osgood Schlatter y disponemos de todos los medios más actuales para tratar los sintomas derivados de la enfermedad y que puedas recuperarte cuanto antes y volver a tu práctica deportiva o adaptarla en el caso de que sea necesario.

Qué es la enfermedad de Osgood Schlatter

La enfermedad de Osgood Schlatter es una apofisitis de tracción de la tuberosidad tibial causada por la tensión repetitiva en el músculo cuádriceps femoral. La causa principal de esta afección es el estrés del tendón rotuliano en su punto de inserción.

En el síndrome osgood schlatter hay una pérdida parcial de continuidad de la unión tendión-cartílago-hueso del tendón rotuliano en la tuberosidad tibial. El proceso inflamatorio comienza en la propia región y puede desencadenar una tendinopatía rotuliana, fracturas subagudas y osificación irregular con hueso subyacente.

La teoría más aceptada de esta lesión es la contracción repetitiva del mecanismo extensor de la rodilla. Posteriormente pueden desencadenar avulsiones o microavulsiones en la tuberosidad tibial. Si los pacientes que se han lesionado continúan las actividades deportivas, las microavulsiones pueden aumentar con el tiempo. Esto puede causar un fragmento separado del tendón rotuliano que conduce a un tipo de dolor crónico no localizado en la unión.

Este tipo de lesión se suele desarrollar durante la adolescencia asociado a deportes de impacto. Principalmente saltos repetitivos como en el baloncesto, vóley, deportes de atletismo como salto de vallas, salto de longitud etc.

Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Osgood Schlatter

Cuando se padece el síndrome osgood schlatter los pacientes se quejan de dolor relacionado con la actividad centrado sobre el tubérculo tibial y el tendón rotuliano en su parte distal o insercional.

El dolor ocurre durante las actividades deportivas y mejora con el descanso. Suele estar asociado con actividades deportivas como baloncesto, voleibol, gimnasia y fútbol. Hay dolor durante actividades como correr y saltar que carga la rodilla en flexión, lo que conduce a una contracción excéntrica de los cuádriceps.

Los síntomas de sensibilidad, inflamación, engrosamiento del tendón rotuliano y agrandamiento de la tuberosidad tibial a menudo se observan durante el examen físico. También se puede observar en la enfermedad de osgood schlatter una alteración en la forma de caminar para evitar el dolor. Durante la palpación, a menudo se observan irregularidades óseas en condiciones crónicas. En los casos agudos puede presentarse una falta de extensión activa de la rodilla.

Por lo general no hay señales de derrame o inestabilidad, y se mantiene el rango pasivo de movimiento en la rodilla. La tensión muscular de los cuádriceps e isquiotibiales es común. Si el dolor es peor por la noche o durante el descanso, se debe considerar un diagnóstico diferencial que incluya pruebas de imagen como una radiografía.

Osgood Schlatter. Diagnóstico y tratamiento con fisioterapia
Osgood Schlatter. Diagnóstico y tratamiento con fisioterapia

Cómo se diagnostica

Para el diagnóstico de la enfermedad de osgood schlatter los médicos emplean la historia detallada del paciente junto con los hallazgos del examen físico y si hiciera falta se realizarían pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico. Se emplean radiografías simples para la evaluación de la tuberosidad tibial, y en concreto la radiografía lateral es más útil para evaluar el mecanismo extensor.

La evaluación radiológica puede indicar osificación superficial en el tendón rotuliano, inflamación del tejido blando anterior a la tuberosidad tibial y engrosamiento del ligamento rotuliano, aunque cabe destacar que pueden ser variantes normales en niños asintomáticos, especialmente en la fase de preosificación, y también se dan casos de diagnósticos sin ningún síntoma.

La ecografía, la resonancia magnética y la tomografía computarizada son otras modalidades de diagnóstico por imágenes utilizadas para el diagnóstico del síndrome osgood schlatter. La ecografía permite la valoración del tendón rotuliano mejor que la radiografía simple y también se puede observar zonas de inflamación alrededor de la rótula y en la bursa con bastante precisión.

Aunque no para un diagnóstico médico, la ecografía sirve a los fisioterapeutas para el correcto seguimiento de la lesión y valorar los hallazgos, correlacionarlos con la sintomatología del paciente y aplicar así los tratamientos más adecuados

El tratamiento para la enfermedad de Osgood Schlatter

Para el tratamiento de la enfermedad de Osgood Schlatter se puede optar por la terapia conservadora que incluye la restricción o el ajuste a las actividades que producen dolor.  Y también el acolchado adecuado del tubérculo tibial mediante vendajes hasta que el síntoma se resuelva. Se puede incluir un breve período de inmovilización controlada para aquellos que no pueden realizar sus actividades de la vida diaria.

En pacientes con síntomas recurrentes conviene un seguimiento regular con evaluaciones clínicas y radiológicas durante el tratamiento conservador. Así evitamos posibles complicaciones como pseudoartrosis, genu recurvatum, rótula alta, fragmentación/migración del osículo etc. Éstas pueden conducir a una osteoartritis temprana, ya que hasta el 10% de los pacientes experimentan síntomas persistentes en la edad adulta.

Dentro del tratamiento conservador se incluye la fisioterapia. El tratamiento de fisioterapia tendrá el objetivo de disminuir la tensión en la musculatura extensora y flexora de la rodilla. Por otro lado, disminuir la inflamación que pueda haber en la zona de la tuberosidad tibial o tendón rotuliano. Y en el caso de que aparezca una tendinopatía asociada, tratar el tendón para disminuir el engrosamiento del mismo.

También será imprescindible la realización de ejercicio terapéutico con las correcciones adecuadas para disminuir la tensión del tendón rotuliano y así disminuir la tracción sobre la tuberosidad tibial. Los ejercicios de flexibilidad de isquiotibiales y los cuádriceps mantendrán el rango de movimiento de la rodilla y pueden acelerar la recuperación. Por otra parte, las ondas de choque son un tratamiento seguro y prometedor para los atletas adolescentes con enfermedad recalcitrante de Osgood Schlatter.

El uso de medicación está indicado en un corto periodo de tiempo, concretamente los antiinflamatorios no esteroideos .Se administran para aliviar el dolor y reducir la inflamación local. En particular, se eligen el ibuprofeno, naproxeno, flurbiprofeno y ketoprofeno, que disminuyen la síntesis de prostaglandina y tienen efectos analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios.

Actualmente no se recomiendan las inyecciones de corticoesteroides debido a su efecto nocivo. Puede causar atrofia subcutánea y ruptura del tendón rotuliano. Sin embargo, la inyección de dextrosa hiperosmolar para el OSD recalcitrante en atletas adolescentes tuvieron buenos resultados.

Rara vez se recurre al tratamiento quirúrgico, pero en pacientes con síntomas intolerables puede ser una opción si falla el tratamiento conservador. Los procedimientos quirúrgicos incluyen perforación del tubérculo, extracción de los fragmentos sueltos, inserción de clavijas óseas autógenas a través del tubérculo, escisión de tuberosidad tibial o secuenciación.

La rehabilitación después de los procedimientos quirúrgicos es imprescindible e incluye la colocación de una rodillera que bloquee la rodilla en extensión 3-4 semanas para la cicatrización del tendón al hueso. Se permite el rango de movimiento pasivo temprano de la rodilla aunque el movimiento de la rodilla debe ser limitado si hay alguna preocupación de que la unidad de hueso-tendón esté en riesgo. Una vez que la curación del tendón es completa, por lo general entre 4 y 6 semanas, se permite el rango activo de movimiento y fortalecimiento.

Fisioterapia para la enfermedad de Osgood Schlatter en adultos.
Fisioterapia para la enfermedad de Osgood Schlatter en adultos.

El tratamiento para la enfermedad de Osgood Schlatter en Clínicas H3

En Clinicas H3 somos especialistas en el tratamiento con fisioterapia de la enfermedad de Osgood Schlatter. El primer paso será la realización de una valoración de fisioterapia. Se determinan entonces en qué grado de la enfermedad se encuentra la persona, los síntomas principales que padece y el estilo de vida y práctica deportiva que realiza. Dicha valoración puede incluir una ecografía de fisioterapia para visualizar en el mismo momento en qué estado se encuentra el tendón rotuliano. También para ver si existe inflamación en la articulación etc.

Después de ello, establecemos un plan de tratamiento de la enfermedad de Osgood Schlatter que más se adapte a tu caso y a tu práctica deportiva habitual o estilo de vida. Si se da el caso de que se encuentra en una fase inflamatoria, podremos utilizar la Diatermia como medio de drenaje.  En el caso de que se encuentre lesión en el tendón rotuliano, también nos será util para reparar dicho tendón.  Y si hiciera falta se podría realizar técnicas invasivas en el tendón como la electrólisis. Como ya se ha comentado, si la enfermedad de Osgood Schlatter está asociada a calcificación, las ondas de choque serán el tratamiento de elección.

Por otro lado, la terapia manual en la musculatura flexora y extensora de la rodilla también será primordial para aliviar el dolor. Se trataran posibles puntos gatillo miofasciales que pueden dar dolor referido a la rodilla a nivel manual o con punción seca. Así mismo, el estiramiento muscular de isquiotibiales y cuádriceps resulta imprescindible. Al igual que la realización de ejercicios de fortalecimiento del miembro inferior con algunas modificaciones que te enseñará el fisioterapeuta para evitar la tracción excesiva en la rótula y que más se adapten a tu práctica deportiva.

Si este es tu caso y estás buscando la mejor fisioterapia para la enfermedad de Osgood Schlatter no dudes en consultar con nuestro equipo de fisioterapeutas para darle solución.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies