Cefalea tensional y mareos, síntomas y tratamiento

¿Qué es la cefalea tensional?

Es difícil encontrar a alguna persona a la que no le haya dolido la cabeza en algún momento de su vida.  El dolor de cabeza es el síntoma neurológico más común.  Aunque en ocasiones puede ser sintomático de una patología mayor. Por ello deberíamos consultar con nuestro médico de referencia o atención primaria para descartar posibles complicaciones.  Sin embargo, en la mayoría de los casos el dolor de cabeza es simplemente sinónimo de cefalea tensional y mareos asociados posibles o también migrañas. En cualquier caso, que no esté relacionado con un problema mayor no significa que no debamos prestarle la atención debida.

El dolor de cabeza es en muchos casos incapacitante cuando se asocia a mareos, náuseas y otros síntomas. Puede resultar bastante molesto y condicionante en nuestra vida diaria cuando se sufre de manera habitual.

En Clinicas H3 tratamos la cefalea tensional desde un enfoque biopsicosocial. Dirigimos nuestros esfuerzos y tratamiento no solo al alivio sintomático del dolor sino buscando la causa del mismo y dándole herramientas al paciente para hacerlo autónomo en la gestión de su problema.

Síntomas de cefalea tensional

La cefalea tensional se comporta a menudo como una migraña. Puede aparecer en episodios que pueden durar desde varias horas (lo más habitual) hasta varios días. La cefalea tensional crónica por otra parte es un dolor presente de forma prácticamente diaria. También puede no tener remisión durante largos periodos de tiempo. La cefalea tensional crónica es mucho menos frecuente. Sin embargo, cuando se sufre es muy incapacitante y afecta de manera significativa a la calidad de vida del paciente.

En cualquier caso, los síntomas de la cefalea tensional sean leves o moderados, aparecen de forma generalizada sobre el cráneo. Aunque a veces los síntomas pueden ser unilaterales. Podemos identificar los síntomas de la cefalea tensional como una presión o rigidez en la zona cervical y craneal. También podría presentarse como una banda alrededor de la cabeza, a veces extendiéndose desde o hacia la nuca.Hemos de saber que la cefalea tensional no presenta los signos y síntomas específicos de la migraña y es por esto que su abordaje y tratamiento son diferentes.

Es importante que en caso de tener dudas se acuda al facultativo correspondiente para evaluar o descartar una posible migraña y se le proporcione de esta manera el mejor y más adecuado de los tratamientos.

¿Puedo tener mareos con cefalea tensional?

Aunque es frecuente tener cefalea tensional y mareos o nauseas asociados, es un signo a tener en cuenta a la hora de buscar ayuda. Las documentación científica e institucional nos dice que, si bien un solo signo asociado a los dolores de cabeza puntuales se considera dentro de la normalidad y no ha de preocuparnos, es algo que no debemos descuidar.

Hay varios motivos por los que se pueden presentar mareos asociados a la cefalea tensional.  Uno de ellos es la tensión muscular en la zona cervical; en algunos casos una disfunción cervical puede provocar una sobreestimulación del nervio vago y esto generar la sensación de nauseas.

También se sabe,  que la tensión cervical puede causar mareos o vértigos. Es importante en este caso  que el médico de cabecera descarte  que no se trate de de mareos o vértigos asociados a un problema vestibular. En algunos casos, el dolor muy intenso provocado por una cefalea tensional,  puede provocar mareos y sensación de desvanecimiento. Ante una cefalea tensional con mareos debemos estar atentos y acudir a nuestro médico para descartar otros síntomas neurológicos y problemas vestibulares.

En los casos en los que se han descartado los anteriores problemas, el tratamiento con fisioterapia se indica para el alivio tanto de los mareos asociados como para la propia cefalea.

 

Cefalea tensional diagnóstico diferencial - Clínicas H3
Cefalea tensional diagnóstico diferencial - Clínicas H3

 

Cefalea tensional y ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos palabras que conviven muy presentes en nuestra sociedad actual. El elevado ritmo de vida y exigencia social y laboral hacen que muchas veces nos sintamos sobrepasados por nuestras circunstancias. Como consecuencia, nuestro cuerpo manifiesta diferentes expresiones físicas; lo que suele llamarse somatización.

Actualmente es bien conocida la relación entre la cefalea tensional y la ansiedad.  Es cierto que si la ansiedad nos resulta incapacitante para nuestro día a día o no nos permite la funcionalidad ejecutiva que se esperaría de nosotros, lo recomendado es buscar atención psicológica para ayudarnos a sobrellevar este problema y proporcionarnos herramientas para lidiar con él.

Si la ansiedad o estrés que experimentamos pudiera estar facilitando estos episodios de cefalea tensional  y mareos o nauseas, es recomendable el tratamiento mediante un enfoque biopsicosocial como los que realizamos en las clínicas.  Para ello combinando el tratamiento de fisioterapia y las técnicas de relajación como veremos más tarde.

Causas de la cefalea tensional

Las causas de la cefalea tensional son muchas y variadas y pocas veces podemos encontrar una sola causa. Se suele considerar en la mayoría de los casos un origen multifactorial. Actualmente podemos decir que el estrés es un factor altamente predisponente para las cefaleas tensionales. También lo es la sobrecarga de la musculatura cervical bien sea por posturas mantenidas.  Puede ser por sobrecargas musculares de la zona cervical por otros motivos o por una falta de control sobre el movimiento cervical que pone a la musculatura en una desventaja mecánica y genera la sobrecarga y esto desencadena dolor.

A veces hemos de tener en cuenta la posible sensibilización de mecanismos centrales de recepción del dolor. De modo, que pueden ocasionar una disminución del umbral del dolor y puede relacionarse con una cronificación del trastorno. Esto último puede estar presente en pacientes con fibromialgia, un historial de dolor crónico de otra índole o patologías metabólicas como la diabetes o con patologías tipo reumáticas.

Cefalea tensional crónica

Actualmente se considera cefalea tensional crónica cuando:

  • El dolor aparece durante más de 15 días al mes durante al menos los últimos tres meses u 180 días o más al año.
  • El dolor se presenta a ambos lados de la cabeza de manera compresiva.
  • No es pulsátil.
  • No empeora con actividades cotidianas como caminar o subir escaleras.
  • Está asociado como mucho a otro síntoma neurológico (molestias por sonido, luz, nauseas…). Aunque sobre este punto no todos los expertos están de acuerdo y se recomienda acudir al médico para poder descartar patologías más graves en caso de que haya dolores de cabeza muy frecuentes asociados a otros síntomas neurológicos.

El diagnóstico de la cefalea tensional crónica es ciertamente polémico entre los expertos para el tratamiento de los dolores de cabeza puesto que es difícil encontrar casos aislados donde la cefalea crónica no se pueda asociar  por ejemplo, al sobreuso de medicación para la migraña, otras patologías o pródromos por migraña. Es decir, rara vez aparece un caso de cefalea tensional crónica que no esté relacionado con otras patologías y por lo tanto su tratamiento de manera aislada es algo complejo.

Una de las mejores opciones para evitar desarrollar cefaleas tensionales crónicas es el adecuado y temprano tratamiento de la cefalea tensional puntual.  Actualmente existe cierto consenso en las esferas científico-sanitarias, por el cual se debería comenzar a tratar de prevenir la aparición de cefalea tensional crónica cuando la cefalea tensional aparece 2 veces o más por semana de manera recurrente.

Como aliviar la cefalea tensional de modo efectivo

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, y según los criterios establecidos, para aliviar la cefalea tensional debemos centrarnos principalmente en dos factores:

  • La musculatura cervical
  • El estrés o ansiedad

En cuanto al manejo del estrés se ha visto que las terapias cognitivo conductuales tienen una alta eficacia a la hora de mejorar la sensación general del paciente y mejorar el manejo del dolor durante los episodios de cefalea.

Otros tratamientos de relajación como el Entrenamiento Autógeno de Schultz o las técnicas de meditación y relajación ayudan a aliviar la cefalea tensional.

 

Causas de la cefalea tensional. Soluciones con fisioterapia - Clínicas H3
Causas de la cefalea tensional. Soluciones con fisioterapia - Clínicas H3

 

En lo relativo a la musculatura cervical tendríamos que dividir su atención en tres fases: La relajación de aquellos tejidos que estén sobrecargados y fatigados. La activación de aquellos músculos que no estén trabajando o se encuentren inhibidos por el dolor u otros factores.  Por otro lado el aumento del control general del movimiento cervical para evitar que haya sobrecarga sobre unos músculos e inhibición de otros. Así como para evitar un excesivo movimiento en ciertos segmentos articulares que pueden llegar a causar irritación y desencadenar una reacción dolorosa y con ello la activación de un episodio de cefalea tensional.

Soluciones para la cefalea tensional con medicamentos

La cefalea tensional se trata,  de forma general, con medicación pautada por el médico correspondiente. De manera habitual su tratamiento depende de la atención primaria y solo en casos con cierta reincidencia se deriva al neurólogo para el estudio del paciente y la confirmación del diagnóstico de la cefalea.  Con ello se consigue poder descartar otros problemas u otras patologías como la migraña, que requieren de un tratamiento más específico y controlado.

Siendo el dolor de cabeza algo tan prevalente en la población, su tratamiento mediante fármacos está bien estudiado. A día de hoy los medicamentos para la cefalea tensional más usados y recomendados son los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o naproxeno y los analgésicos como el paracetamol o la aspirina así también el ketoprofeno o el diclofenaco se han visto efectivos en el tratamiento de la cefalea tensional. Sin embargo y tras años de estudio, se ha visto que el consumo de estos medicamentos usados para la cefalea tensional puede llevar a su sobreuso por su fácil disponibilidad, pudiendo llevar a una predisposición del paciente a la cefalea tensional crónica.

Por otra parte también se han usado las benzodiacepinas para el tratamiento de la cefalea tensional crónica pero sus efectos secundarios rara vez compensan al efecto que tiene sobre la intensidad del dolor.

Es importante destacar que el tratamiento con triptanes para la cefalea tensional no son recomendables. Aunque se pauten para el tratamiento de la migraña, los mecanismos de acción de ambas problemáticas no son los mismos. Por tanto no responden ante la misma medicación.

En cualquier caso, es recomendable acudir al médico de atención primaria si las cefaleas son frecuentes para poder encontrar el mejor tratamiento posible y evitar futuros problemas.

Tratamiento para la cefalea tensional con fisioterapia en Clínicas H3

En Clinicas H3 tratamos con rigor y seriedad, el tratamiento para la cefalea tensional. Entendemos la implicación que tiene en la vida de los pacientes y lo limitante que puede llegar a ser. El enfoque que utilizamos se centra no solo en la parte técnica del problema sino también en la educación al paciente sobre su dolor y medidas para evitar la aparición de los episodios de cefalea. Proporcionamos al paciente las herramientas para el manejo de su dolor en sus episodios de dolor.

La fisioterapia como tratamiento para la cefalea tensional ha de estar enfocado a una mejora del control motor de la zona cervical. También debe enfocarse en  una mejora en la calidad de los movimientos, fortalecimiento de los músculos implicados y relajación de aquellos que estén sobre cargados. El tratamiento de posibles puntos gatillos que estén generando dolor referido, la evaluación de la mordida para un acercamiento de la cefalea tensional en pacientes con bruxismo y una pauta de ejercicios o estiramientos para que el paciente pueda ser autónomo y tenga control sobre su dolor y los posibles episodios de cefalea que puedan aparecer más adelante.

 

 

Si quieres una valoración gratuita para un diagnóstico certero, pide cita para tu valoración en el tel:916015830 o a través de la web y uno de nuestros profesionales te realizará una valoración precisa para que tengas un diagnóstico certero.

Si tienes dudas sobre cualquiera de nuestros servicios y tratamientos, puedes consultar la sección preguntas frecuentes.

Beatriz García

Fisioterapeuta
Lesiones/rehabilitación
Urgencias: 606 98 63 52
Pedir cita con Beatriz
Pide cita ahora o llama al  teléfono  916015830 o manda un whatsapp al 606986352

 

Si quieres que te llamemos déjanos tu número de teléfono y tu nombre,y un especialista te llamará para resolver todas tus dudas.

 

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola soy Clara, ¿En qué puedo ayudarte?
Hola, soy Clara del departamento de atención al cliente ¿en qué puedo ayudarte?