Condromalacia rotuliana tratamiento en fisioterapia. Clínicas H3

Condromalacia rotuliana tratamiento en fisioterapia

Condromalacia rotuliana. Fisioterapia

La condromalacia rotuliana se origina por un exceso de fricción o rozamiento crónico de dos superficies óseas (fémur y rótula). La pérdida o desgaste del cartílago que protege y recubre ambas estructuras va a originar una lesión muy limitante y dolorosa. Condromalacia rotuliana tratamiento en fisioterapia es un tema muy interesante del que hoy os queremos hablar.

Aunque las causas de la condromalacia suelen ser diversas, normalmente los pacientes que atendemos en nuestra consulta, en clínicas H3, suelen tener un denominador común, la falta de tono muscular en el músculo cuádriceps; tanto en sus vastos laterales como en el recto anterior. Este es uno de los factores clave a valorar para un correcto diagnóstico en una clínica de fisioterapia, de la condromalacia rotuliana, y su posterior tratamiento.

La rótula hace la función de polea, lo que favorece que la articulación de la rodilla sea funcional y pueda soportar grandes cargas. La rótula está íntimamente conectada al origen del tendón cuadricipital. Gracias a esta conexión, cuando se produce una flexo-extensión de rodilla, arrastra y decoapta a la rótula, facilitando de esta manera el movimiento biomecánico de la rodilla.

Cuando el músculo cuádriceps no está bien tonificado o existe descompensación de cargas entre los diferentes paquetes musculares, nos encontramos que el tendón no tracciona igual de su punto de inserción, lo que afecta al movimiento de la rotula, fallando la decoaptación y favoreciendo así a un exceso de rozamiento y fricción, lo que ocasiona a medio o largo plazo la aparición de la condromalacia rotuliana y su necesario tratamiento con fisioterapia.

Condromalacia rotuliana. Sintomas y grados

Los síntomas de la condromalacia rotuliana varían en función de los grados de lesión.

Los grados de la condromalacia rotuliana se pueden dividir en 3, 4 o en 5, dependiendo de la bibliografía consultada.

En los primeros grados de condromalacia rotuliana 1 y 2, el dolor aparece de forma variable, con alguna postura mantenida, algún ejercicio especifico, tras un día caminando mucho o incluso con cambios de tiempo. En este nivel, la rodilla nos va avisando que algo no va bien. Si ignoramos estos mensajes los grados de la condromalacia rotuliana pueden empeorar, pasando a los siguientes niveles.

En los grados de condromalacia rotuliana 3 y 4, el problema se vuelve más severo, ya que empiezan a aparecer fisuras en el cartílago, por lo que el dolor empieza a resultar más intenso ya que existe una herida interna. Si no se pone solución en un corto espacio de tiempo, la lesión puede llegar a ser incapacitante.

En los grados de condromalacia rotuliana 4 y 5, existe un daño interno muy importante, ya que se ha ocasionado pérdida del cartílago articular, y existe un rozamiento entre dos superficies óseas (rótula y fémur), lo que produce un dolor muy intenso y una solución más compleja, ya que la inflamación puede llevar consigo una inestabilidad articular que afecta al resto de estructuras colindantes.

Algunos de los síntomas de la condromalacia rotuliana son el dolor en la rodilla, sensación de hinchazón y limitación. Este dolor aumenta cuando se agacha de cuclillas o al ponerse de rodillas. También es muy doloroso bajar escaleras. En muchas ocasiones tras un largo periodo sin moverse y con rodillas en posición de flexión (sentado en el trabajo), aparece dolor al ponerse de pié.

Condromalacia rotuliana. Síntomas y grados. Clínicas H3 fisioterapia
Condromalacia rotuliana. Síntomas y grados. Clínicas H3 fisioterapia

¿Cómo se cura la condromalacia rotuliana?Tratamiento en fisioterapia

El tratamiento en fisioterapia de la condromalacia rotuliana se basa principalmente en calmar el dolor y reducir la sintomatología en función del grado de lesión que padece el paciente.

Si el paciente sufre mucho dolor e inflamación, el tratamiento en fisioterapia de la condromalacia rotuliana debe reducir esos síntomas con movilizaciones y drenajes, apoyándose en la diatermia, que procura excelentes resultados. Esto ayudará a que baje la inflamación y a darle mayor movilidad a la rodilla.

También nos podemos ayudar de la mesoterapia, donde se introduciría a nivel subcutáneo un medicamento homeopático para reducir la hinchazón.

En grados más reducidos de lesión, o cuando el escenario anterior haya mejorado, el tratamiento en fisioterapia de la condromalacia rotuliana se basa en trabajar el músculo cuádriceps, identificando cuál es la causa que hace que la polea de la rotula no funcione bien.

En el tratamiento de la condromalacia rotuliana, se trabaja con fisioterapia manual el cuádriceps. Así mismo, con osteopatía, se evalúa el estado de la cadera y rodilla y se investiga si existe alguna alteración a nivel estructural o biomecánico.

En una fase final del tratamiento en fisioterapia de la condromalacia rotuliana, se debe trabajar la potenciación muscular del cuádriceps para recuperar funcionalidad y la capacidad de contracción y tracción de la rótula.

Rodillera para la condromalacia rotuliana. ¿Una solución?

La rodillera para la condromalacia rotuliana es un arma de doble filo.

En un primer lugar nos va a quitar presión en la rótula, por lo que disminuirá el dolor y el paciente se encontrará mejor. Pero hay que tener mucho cuidado con las ortesis, especialmente con las de este tipo, ya que un uso continuado de la rodillera para la condromalacia rotuliana, no solo no mejora la lesión que tenemos de base, sino que puede acabar afectando a estructuras colindantes.

Desde Clínicas H3 recomendamos que se consulte a un médico traumatólogo o, en su defecto, a un fisioterapeuta especializado sobre el uso de rodilleras para la condromalacia rotuliana.

Dejar un comentario

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies